Aunque todavía restan algunas incógnitas por despejar, lo que sí ha quedado claro del 23 -F es que la consistencia democrática de  España es mucho más fuerte de lo que, hace veintinueve años, pensaban individuos como Tejero, Milán del Bosch, Armada y otros dirigentes facciosos que no dieron la cara y aún  permanecen en la sombra.


 Ya en 1953, Ray Bradbury, en su distópica novela “Fahrenheit- 451”, llevada después al cine por Truffaut, nos recuerda la temperatura a la que el papel de los libros se inflama (451º F= 233º C).
Precisamente el planteamiento de esta novela mantiene ciertas similitudes con la trama de nuestro 23 – F y no sólo en lo que a siglas respecta.
 Los bomberos, cumpliendo las estrictas normas de una dictadura, en lugar de apagar incendios, se ven obligados a quemar libros para impedir que los ciudadanos lean y lleguen a pensar por sí mismos y cuestionar las acciones del gobierno. Su protagonista, el bombero Montag, influenciado por  una joven víctima del sistema, e impresionado por la barbarie que están cometiendo, evoluciona ideológicamente y, de quemar libros, pasa a conservarlos y divulgarlos clandestinamente, poniendo en riesgo su propia vida.
 La "temperatura" de 23 – F no fue lo suficientemente elevada para inflamar el  "papel" de España o, dicho de otro modo, el papel que ha protagonizado la ciudadanía española ha tenido   de sobra consitencia y sensatez para resistir e incluso apagar el fuego fatuo de unos cuantos iluminados, con vocación de salvadores de la patria, que, de haber triunfado, hubieran convertido nuestro país en un patético Fahrenheit-451. Los tiros en el Parlamento le salieron a Tejero y, sobre todo, a quienes lo dirigían, por la  culata; puesto que la inmensa mayoría de los españoles reaccionó tomando conciencia de la situación y afianzando sus convicciones democráticas.
 No tengo que irme lejos para buscar argumentos en apoyo de la hipótesis planteada, mi propia vivencia de los acontecimientos, como la de tantos miles de demócratas españoles, confirma esa reacción. La tarde del  23-F, me dirigía yo al Ayuntamiento de Almería donde se iba a  desarrollar una mesa redonda sobre el proyecto, aún sin aprobar, del estatuto de autonomía andaluza, en la que, entre otros, iba a participar  un amigo, Fernando Martínez, posterior Alcalde de Almería por el PSOE. Cuando, antes de entrar, tomaba una cerveza en el "Bahía", los disparos y el “¡Se sienten, coño!” de Tejero por la tele me dejaron estupefacto y muy preocupado. Lógicamente, el debate se suspendió antes de comenzar. Mi reacción  fue más impulsiva que racional; en lugar de ir a refugiarme en casa, me dirigí a la sede provincial del PSOE por si podía colaborar en cualquier tarea que la delicada situación pudiera exigir, auque yo no era militante entonces. Allí pasé varias horas junto algunos miembros de la Ejecutiva con los que mantenía amistad, ayudando a seleccionar la documentación a proteger y a atender al teléfono la información  que nos proporcionaba el órgano Federal y transmitirla a las agrupaciones locales o a  militantes que llamaban preocupados y, por supuesto, con el oído pegado a la Cadena SER. Con el lío y el nerviosismo, cometí la estupidez  de olvidarme llamar a mi familia para indicarle dónde me encontraba y evitar su preocupación. Aunque estaba seguro de que no corrían peligro es casa, cada vez que recuerdo mi enorme despiste, me siento fatal.
  Dos años antes, yo había dimitido  como secretario provincial del Partido Socialista Popular (el fundado por el profesor Tierno Galván y posteriormente  fusionado con el PSOE) y, por motivos que no vienen al caso, no había aceptado varias invitaciónes   de los responsables del PSOE para que me incorporara a este partido. Aquella noche fatídica decidí afiliarme.
 Nunca he sido ni me he considerado un héroe. Al analizar desde la distancia el motivo de mi actitud de compromiso en aquellos críticos momentos, como, sin duda, el de tantos otros demócratas, pienso que fue el miedo a perder la libertad que  habíamos empezado a disfrutar  después de tantos años de dictadura. Había que apoyar a quienes defendían los valores democráticos y el PSOE era la fuerza política con posibilidades de gobierno que mejor podría enfrentarse a los golpistas. A un nivel más personal, aquella noche yo tenía una ventaja sobre los demás reunidos: estaba recien  trasladado de Adra y era practicamente desconocido en  Almería ciudad por los “caza-rojos”. Esto sirvió para que no se me considerara políticamente sospechoso al introducirme en el Gran Hotel (próximo a la sede), donde se celebraba un acto oficial en el que estaban: Santiago Martínez (primer Alcalde socialista)), el Gobernador Civil (UCD), el General Gobernador Militar y el Teniente Coronel de la Guardia Civil y poder enterarme de que no estaba detenido el Alcalde, cosa que temíamos los reunidos en el partido. También mi falta de imagen pública me valió para pasar desapercibido y no ser molestado por un grupo de jóvenes, con camisa azul,  paso marcial y dando voces, que se cruzó conmigo cuando regresaba a casa, ya de madrugada.
  Para muchos, el 23-F fue un verdadero revulsivo que  sirvió de estímulo a nuestra conciencia política como demócratas. Claro que estímulos de esta índole, más vale que no se repitan. Hay otras formulas más positivas y beneficiosas de mostrarnos el  valor de la democracia.  Salvadores, no, gracias. 


**Add comment**


**Security code**
**Refresh**

Foto Denuncia

  • ¿Acuario o Aquarium en Roquetas?
  • Baile sobre un edificio en ruinas en Mojácar

Síguenos en:

FacebookTwitter

Lectores en línea

**We have **60 guests** and **no members** online**

Línea editorial

Libertad de expresión

"Si no fuese por internet

tendríamos menos libertad

en prensa que con Franco"

Agustin Muñoz

 

Últimas noticias

SiPcte lleva a Inspeción de Trabajo el r...
24 **Feb** 2019 21:23SiPcte lleva a Inspeción de Trabajo el recorte de efectivos en La oficina de la Mojonera

El Sindicato  Independiente y Profesional  SiPcte de Almería ha interpuesto nueva  denuncia  an [ ... ]

La Guardia Civil interviene 30 envases d...
24 **Feb** 2019 21:07La Guardia Civil interviene 30 envases de semillas de calabacín procedentes desde Nador en el puerto de Almería

Durante la mañana del día 9 de febrero, agentes de la Guardia Civilde Almería, intervienen 30 env [ ... ]

‘Acción por Almería’ reclama que los est...
24 **Feb** 2019 20:12‘Acción por Almería’ reclama que los estudiantes aprendan “la verdadera historia del 28-F”

La asociación cultural y reivindicativa ‘Acción por Almería’ ha reclamado al Gobierno andaluz [ ... ]

El PSOE ha elegido a Lourdes Fernández c...
19 **Feb** 2019 23:34El PSOE ha elegido a Lourdes Fernández como Candidata a la Alcaldía de Huércal-Overa

Los militantes socialistas huercalenses han elegido a su candidata a la Alcaldía de Huércal-Overa, [ ... ]

**Joomla! Debug Console**

**Session**

**Profile Information**

**Memory Usage**

**Database Queries**