Esta semana hemos asistido al lamentable espectáculo que ha protagonizado en nuestra provincia un representante del Ejecutivo de Rajoy, que ha usado al Gobierno de España como gancho para dar a conocer al nuevo líder del Partido Popular en Andalucía.

Con la visita a Almería del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, se ha visto muy claramente que esa era la única intención que tenían ya que el ministro vino con las manos vacías a pesar de ser el responsable del hundimiento del sector de las renovables en Almería, puesto que han sido sus decisiones en este apartado las que han hecho perder inversiones por más de 100 millones en el desarrollo de una treintena de nuevos proyectos.

Ese es su exclusivo y tremendo bagaje, ya que no ha movido ni un solo dedo para articular medidas específicas de apoyo para el sector del mármol, ni por abaratar los precios de los vuelos para atraer más turistas ni por rebajar la insoportable tarifa eléctrica que padecen los regantes de la provincia y de la industria del mármol.

Es lamentable y francamente reprochable que el PP utilice el Gobierno de España como excusa para dar a conocer a Moreno Bonilla en Almería con el dinero de todos los españoles, ya que con puestas en escena de ese tipo están mezclando de una forma descarada y completamente fuera de lugar la representación institucional que supone el Gobierno de España –que debe de representar y defender los intereses de todos los españoles, con independencia de que hayan votado al PP o no- con la actividad del Partido Popular de Andalucía.

Con el dinero de todos, el artista invitado para presentar a Moreno a una parte del empresariado de la provincia ha sido el ministro Soria, que viajó sin ninguna medida que ofrecer a Macael, el Almanzora, el Levante o el Poniente de la provincia.

En lugar de actuar de esta manera, lo que tendría que haber hecho el PP, especialmente el de Almería, es utilizar la visita del Gobierno de España al que representa Soria para pedirle, por ejemplo, un plan especial de empleo tanto para la comarca del Almanzora como para la provincia, además de una tarifa eléctrica razonable para regantes, empresas y familias y, por supuesto, que el Ejecutivo de Rajoy reanude las obras que mantiene paradas del AVE en Almería si quiere, realmente, crear riqueza y empleo.

Eso sí sería trabajar por Almería y Andalucía, que es lo que tendrían que hacer en lugar de estar preocupados por poner al servicio de su partido el poder institucional en una manera de actuar que, por cierto, es lo que permitió a Bárcenas engordar la caja B del PP.

**Joomla! Debug Console**

**Session**

**Profile Information**

**Memory Usage**

**Database Queries**

**Parsing errors in language files**

**Language Files Loaded**

**Untranslated Strings**