El pasado 20 de septiembre, operarios del Centro zoosanitario del Ayuntamiento de Almería capturaron algunos felinos jóvenes y sanos, pertenecientes a la colonia felina controlada de Nueva Almería, con la única intención de trasladarlos al centro zoosanitario, mantenerlos en cautividad durante los días que marca el reglamento y proceder a su eutanasia.

Esta manera de proceder se corresponde con el denominado método de "gestión directa", consistente en atrapar animales sanos perfectamente adaptados a su colonia (con pautas consolidadas de alimento y convivencia) para exterminarlos por su única condición de ser animales sin hogar.

Estos deplorables hechos han ocurrido precisamente en los momentos previos a la confección de una nueva ordenanza sobre Bienestar Animal en Almería, en la que, por supuesto, desde Podemos hemos participado con propuestas y/o alegaciones. Almería capital es una muestra de lo que ocurre en más ciudades y pueblos de nuestra provincia. En el Área de Protección animal del CIRCUO DE ECOLOGIA Y MEDIO RURAL (CEMERA) nos preocupa que cualquier Ayuntamiento decida acometer una empresa que sólo puede provocar enfrentamientos y malestar entre los vecinos, cuando existe, y se propone, una alternativa al sacrificio injustificado de los animales, el denominado método CES.

Este método permite el adecuado control de las colonias felinas a través de un proceso de consecutivas captura, esterilización y posterior suelta de los gatos. De este modo, se controla la proliferación de gatos callejeros y se cuenta con un censo de los felinos que permite practicar un seguimiento y control de los mismos, sin necesidad de aniquilarlos. El método CES, que es ya una realidad en muchas ciudades españolas, ha venido en general propiciado en los llamados ayuntamientos del cambio. Un método eficaz de control de colonias, higiene y convivencia.

Por supuesto, asumirlo conlleva un gasto, que hasta ahora soportan aquellas organizaciones y particulares que, de forma altruista, lo vienen poniendo en práctica. En Podemos defendemos que los municipios activen las medidas y los servicios requeridos para garantizar el bienestar animal. La práctica del método de exterminio por ‘gestión directa’ que se está desarrollando muchos Ayuntamiento de Almería resulta una pésima manera de demostrar a la ciudadanía una voluntad de mejorar el bienestar animal en nuestras ciudades y de trabajar por la mejor convivencia de personas y animales.

La sensibilidad ciudadana avanza hacia una convivencia entre personas y animales en la que se utilicen métodos que faciliten que esta se dé sin crueldad, sin dolor y sin que unos espacios sean motivo de malvivir desde una parte de quienes los viven hacia el resto.

Lo importante en Almería deben ser todos sus habitantes.

**Joomla! Debug Console**

**Session**

**Profile Information**

**Memory Usage**

**Database Queries**

**Parsing errors in language files**

**Language Files Loaded**

**Untranslated Strings**