El sol daña la piel más sensible de nuestro cuerpo, la de nuestros ojos. De ahí que el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Almería, en consonancia con la Vocalía Nacional de Óptica Oftálmica y Acústica Audiométrica, apueste por concienciar a la población de los problemas que puede ocasionar el sol en los ojos y la necesidad de una correcta protección con gafas solares adecuadas.

Para ello, se ha puesto en marcha la campaña sanitaria “Vive el verano pero cuida tus ojos”, con la que a través de la red de farmacias comunitarias se informará a la población de los peligros de no proteger correctamente los ojos de la radiación UV. “El sol puede producir quemaduras perceptibles a corto plazo como conjuntivitis, queratitis, irritación, enrojecimiento, sensación molesta o visión borrosa.

Además de otros posibles daños a largo plazo como queratitis, degeneración macular o cataratas”, explica la presidenta del Colegio, Pepita Ortega. Para mostrar de forma sencilla todos estos consejos a la población los farmacéuticos disponen de una infografía que expondrán en las oficinas de farmacia. En el espacio que se ha habilitado en www.cofalmeria.com está disponible toda la información sobre ésta y otras campañas relacionadas con los cuidados del verano, como hidratación o fotoprotección.

Recomendaciones

“Es necesario que la población sea consciente de estos daños que el sol puede provocaren los ojos y por ello, la campaña recoge una serie de recomendaciones para evitar estos problemas”, explica Pepita Ortega.

Las más elementales son usar unas gafas de sol adecuadas, que deben reunir una serie de requisitos imprescindibles de seguridad y de filtrado adecuado de las radiaciones perjudiciales, así como comprar las gafas de sol en establecimientos sanitarios con las adecuadas garantías indicadas en su etiqueta, que son, entre otras, el marcado CE, las indicaciones de uso, cuidados y el tipo de filtro. No deben tener aristas, ni lentes arañadas o deformadas, que produzcan aberraciones y/o alteraciones cromáticas.

Además, desde las instituciones farmacéuticas advierten que hay que tener especial cuidado con los niños y adolescentes, “ya que su ojo está en formación y el cristalino que tiene una importante función de filtrado de la luz ultravioleta no está perfectamente formado. No vale comprarnos unas gafas de moda y de marca para nosotros y para los niños unas de juguete”.

Se deben evitar las horas de máxima radiación. También hay que prestar atención a casos específicos. En especial en deportistas y trabajadores que desempeñan su trabajo al aire libre, usar unas gafas de sol adecuadas a estas circunstancias; extremar la protección en pacientes que han sido sometidos a cirugías oculares y protegerse especialmente con gafas de sol polarizadas de las superficies que reflejan laluz solar, como el mar o la arena clara.

“Unas lentes muy oscuras, pero de mala calidad no nos protegen de las lesiones ocasionadas por el sol, porque sólo afectan a la luz visible y no a la ultravioleta. Sin embargo unas lentes claras pero de buena calidad filtran la luz ultravioleta adecuadamente.

Además las lentes oscuras, pero de mala calidad harán que se dilate más nuestra pupila y penetre más la luz ultravioleta en nuestros ojos”, explican desde la Vocalía Nacional de Óptica Oftálmica y Acústica Audiométrica. De igual forma, se debe vigilar el uso de algunos medicamentos antihistamínicos, antibióticos, quimioterápicos, anticonceptivos, antisoriásicos y tranquilizantes.

**Joomla! Debug Console**

**Session**

**Profile Information**

**Memory Usage**

**Database Queries**

**Parsing errors in language files**

**Language Files Loaded**

**Untranslated Strings**