La jueza titular del juzgado Contencioso Administrativo número 2 de Almería ha anulado la sanción de suspensión de funciones de cinco días que le fue impuesta al director del IES Nicolás Salmerón por una “falta grave” que consistía en “causar daño a la administración y a los alumnos”.

Concretamente, el motivo de esta sanción fue la organización de una jornada de entrega de notas y atención personalizada a los padres y alumnado del centro por parte de todo el profesorado, para informarles del rendimiento escolar de los mismos. Una actividad que fue celebrada en el centro el último día de cada trimestre del curso 2013-2014, y que fue previamente aprobada por el Claustro y Consejo Escolar como recogen las correspondientes actas.

Como recoge la sentencia, no se justifica bajo ningún concepto la sanción, ya que la realización de esta jornada no sólo no era “perjudicial” sino que beneficiaba a toda la comunidad educativa, y así está recogido en la Ley de Educación de Andalucía (LEA). Con esta sentencia, se pone en evidencia la injustificada apertura de este expediente por parte de la autoridad y administración educativa, siendo la sanción por tanto, excesiva y desmesurada.

Además de la dimisión inmediata de toda la Junta Directiva, con esta sanción la Delegación de Educación en Almería perjudicó a un proyecto educativo con cinco años de antigüedad, y que a todas luces, estaba resultando muy beneficioso para todos los miembros de la comunidad escolar (padres y madres, alumnado y personal trabajador del centro).

Para UGT Almería después de dos años, ha llegado la hora de que los responsables educativos reflexionen sobre decisiones de este tipo que perjudican gravemente al sistema educativo de nuestra provincia y que asuman el error cometido

**Joomla! Debug Console**

**Session**

**Profile Information**

**Memory Usage**

**Database Queries**

**Parsing errors in language files**

**Language Files Loaded**

**Untranslated Strings**